Estebeta Betancur cuenta su experiencia como nuestro corneador ocasional

jueves, mayo 07, 2015

Tengo 36 años, paisa viviendo en Bogotá hace año y medio. Soy casado hace 3 años (sin hijos) y desde que tengo 25 años he estado en el papel de corneador. En Medellín tenía mi Hotwife pero la distancia hace todo muy difícil. Llegué a Bogotá a buscar otra Hotwife pues era algo que honestamente me hace falta, en esa búsqueda me encontré con Andrea y esta es nuestra corta historia:

Desde hace ya varios meses nos habíamos cruzado por Facebook y su tipo de relación me llamó la atención ya que he tenido otras experiencias de este tipo. Hablamos por el chat de FB varias veces e inclusive por Whatsapp. Mi poca disponibilidad de tiempo (soy casado y viajo con mucha frecuencia) hizo que acordar un encuentro fuera difícil. Luego de varios intentos fallido (por mi culpa) logramos coordinar para un miércoles. Ella tenía peluquería hasta las 9pm y me pidió que llegara a su casa con algo para tomar. En el transcurso de la tarde me hizo un petición que sonó bastante interesante; me pidió que llevara ropa para pasar la noche en su apartamento.

Compré 2 botellas de vino tinto y llegué a su casa a eso de las 9:00pm. El apartamento está muy bien situado y estaba impecable. Nos sentamos en la sala a compartir un vino y a conocernos mejor. Luego de un rato le pregunté por su esposo y me dijo que él estaba en la habitación. Luego de casi una botella de vino y una hora larguita de conversar empezamos a besarnos. Ella es una flaca muy linda, elegante y picarona. En la tarde le pedí que usara tacones y tenía unos muy bonitos . Luego de unos besos apasionados me dijo que termináramos la botella en la habitación. Ingresamos a la habitación principal donde yo pensaba encontrarme con su esposo, pero no, no estaba ahí. Él estaba en la segunda habitación con la puerta ajustada. Nos acostamos en la cama (perfectamente bien tendida) y los besos nos hicieron quitar la ropa. En ese momento me di cuenta que tenía un cuerpo muy lindo y armonioso, es un flaca bien torneada con tetas pequeñas que le hacen juego al resto de su cuerpo. Luego de ponerme un condón empecé a penetrarla y en ese momento ella dijo “Daniel”. Inmediatamente él entró a la habitación con la cabeza agachada como si lo hubieran regañado. Estaba completamente vestido y ella le ordenó que se quitara la ropa sin parar de gemir. Él juiciosamente se quitó la ropa, ahí me di cuenta que ella le había instalado un cinturón de castidad con candado el cual le generaba mucho dolor si llegaba a tener una erección.

DIARIO DE UNA PAREJA CUCKOLD. HOTWIFE, CORNUDO Y CORNEADOR.

Eso me puso a mil, más excitado y con más ganas la penetraba con tal de que él tuviera una erección. Él se quedó a su lado mientras yo seguía penetrándola cuando no pude más me quité el condón y me vine en su vientre. Cansado me senté a un lado de la cama a tomar aire y vino y ahí fue cuando ella le dio la orden de que le limpiara el semen. Yo pensé que lo haría con una toalla pero ella le dio la orden de que lo hiciera con la boca. Daniel sin pensarlo se acomodó y empezó a lamer mi semen. Luego de un minuto o dos ella lo empezó a acosar para que terminara rápido y se fuera. Daniel la dejó limpiecita y sin decir una sola palabra se retiró de la habitación principal y se metió a la 2da habitación.

Nos quedamos ahí en la cama tirados conversando, oyendo músico y tomando vino mientras cogíamos fuerzas para un segundo polvo. Empecé a tocarle la nalga y rápidamente baje mi mano hasta su entrepierna, note que estaba mojada y esa fue la muestra de que estaba lista para el 2do. Le pedí que se hiciera en 4 y empecé a penetrarla, nuevamente llamó a Daniel y este nuevamente entró sin mediar palabra. Se sentó en la el suelo justo debajo de la cabeza de Andrea. Ella le tocaba la cabeza mientras yo la penetraba lo más duro que podía. Luego de unos minutos me vine, un segundo polvo delicioso.

Para ese momento ya estaba tarde y al día siguiente había que madrugar a trabajar. La habitación estaba desordenada, había ropa tirada, condones usados, empaques de condones, copas, botellas, etc. Daniel empezó a recoger y a organizar todo, recogió los condones y nos sacó otras cobijas para que no pasáramos frio en la noche, inclusive me preguntó si tenía ropa para arreglar para el día siguiente.

Andrea y yo nos acostamos a dormir y antes de quedarme dormido oía que Daniel estaba barriendo la casa, también oí la lavadora e inclusive me pareció oírlo lavar el baño. La orden que Andrea la había dado era que hiciera el oficio de la casa mientras nosotros dormíamos. Lo sentí moviéndose y haciendo oficio hasta que me quedé dormido, estaba muerto. Al día siguiente yo tenía reunión a las 7:00am por lo que debía salir temprano, no quería irme sin echarle otro polvo a Andrea (había que aprovechar), así que me volteé y empecé a tocarla hasta ponerla mojadita. En ese momento sentí que Daniel estaba en la cocina y el olor a huevo, salchicha y café llenaba el apartamento. Andrea se encargó de que mi pene estuviera firme y luego de ponerme el condón la volví a penetrar. En esta oportunidad ella no llamó a Daniel pero el movimiento de la cama y nuestros gemidos le permitían a él desde la cocina saber que nos estábamos echando un delicioso polvo.

No había recuperado el aire cuando llegó Daniel con el desayuno a la cama (aun con el cinturón de castidad puesto): huevos revueltos acabados de hacer, salchicha ranchera, café con leche y jugo de naranja natura acabado de exprimir. Yo estaba extasiado!, estaba feliz, me eché 3 polvos con una vieja muy bonita, no me toca recoger nada, me planchan la ropa y me llevan el desayuno a la cama!...parecía un sueño!!

Terminamos de comer y justo antes de meterme a la ducha le entregué a Daniel la camisa que me debía planchar. Salí de la ducha y me encontré mi camisa perfectamene bien planchada colgada en la chapa de la puerta de la habitación. Antes de las 6:20am llegó mi taxi, me despedí cariñosamente de Andrea y de Daniel un simple y seco “adiós”.

Espero repetir esta experiencia con ellos.

Si tienen dudas o preguntas no duden en contactarme por inbox , feliz semana. Perfil en Facebook

También te puede gustar

4 comentarios

  1. Esta entrada me hizo sentir un poco incómodo se nota (o es la impresión que da) que este corneador estuvo mucho más pendiente de su propia satisfacción o del dolor que podía sentir el cornudo, que de la satisfacción que podía ofrecerle a la hotwife; nunca en lo que llevo como corneador he pensado en otra cosa que no sea brindar satisfacción y hacer que la hotwife este plena, si yo hubiese tenido el privilegio de realizar un tipo de entrada con mi experiencia como el corneador de Andrea esa hubiese sido mi prioridad… plasmar mi constante compromiso de satisfacerte… en fin son unas palabras de alguien a quien muy seguramente nunca conocerán pero que se me hacen importantes trasmitirlas.
    Que tengan buena tarde
    Saludos Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni mucho que queme al santo, ni poco que no lo alumbre. Un balance entre ambas cosas sería ideal.

      Eliminar
    2. Estebeta (el Corneador)17 de agosto de 2018, 14:25

      Hola Anónimo, el que no lo haya escrito no quiere decir que no haya sucedido!, la verdad siempre me enfoco en darte placer a mi HotWife, creo que de esa noche Andrea no tiene quejas. Quise compartir mi relato desde el punto de vista del cornudo pues todos hablamos y escribimos de nuestra experiencia pero muy pocas veces de la experiencia del cornudo.

      Eliminar
  2. Delicioso relato y muy caliente x la sierra humillación de el cornudo

    ResponderEliminar