Caminos complejos y decisiones difíciles para un cornudo

martes, agosto 18, 2015

Como en todas las cosas de la vida, el cuckold se hace a través de la experiencia. Hasta las pruebas más difíciles y dolorosas dejan lecciones valiosas y ayudan a una pareja, pero sobre todo a un esposo a ser mejor cuckold. La clave está en extraer siempre lo bueno y percibir esas pequeñas señales que indirectamente te indican que debes tomar una decisión por el bien de tú relación.

Nota del autor 15-10-2015: Andrés G no debe confundirse con Andrés A, otro corneador estable de Andrea.

Mi esposa por cuenta propia conoció a Andrés G a través de una aplicación para buscar parejas. No puedo contarles cómo llegaron a tener tanta empatía, porque desconozco lo que hablan, lo que se dicen, lo que se escriben. Lo cierto es que aprovechando un viaje de trabajo que tuve que hacer, Andrea decidió invitar a Andrés G a nuestro apartamento. Me encontraba lejos de casa en un lugar muy hostil, con muchas preocupaciones en mi cabeza por cosas del trabajo, cuando recibí la noticia que ese mismo día mi esposa recibiría la visita de Andrés G. Un desconocido, por lo menos para mí, al parecer entre ellos ya habían pasado varias semanas de mensajes y llamadas, suficientes para ganarse la confianza de Andrea y abrirle las puertas de nuestra casa.


No puedo contarles detalles de lo que sucedió esa tarde de domingo en mi apartamento, porque la distancia me impidió saberlo. Por otro lado Andrea es en extremo hermética para contar su vida privada, por alguna razón le cuesta describir lo que vive y lo que siente. Además desde el inicio el objetivo al escribir esta entrada no es hacer un relato de ese encuentro. Sólo puedo decir que según mis cuentas, fueron casi 6 horas de sexo. Según las pocas palabras de Andrea, “un sexo delicioso”. Recibí a cuenta gotas, un corto video y unas fotos en primer plano. Nada más.

DIARIO DE UNA PAREJA CUCKOLD. HOTWIFE, CORNUDO Y CORNEADOR.

Antes de regresar de mi viaje volvieron a verse, me llamó mucho la atención que Andrea decidió faltar al trabajo por cumplir una nueva cita con su amante. Eso no es común en ella porque su grado de responsabilidad aparentemente se lo impide. Supe que fue un encuentro corto, en nuestro apartamento, también desconozco los detalles de lo que pudo haber pasado por las mismas razones que les expuse antes.

También me llamó la atención que Andrea me hubiera mentido. Cuando creí prudente la llamé por teléfono y me dijo que iba de salida, en el ascensor del edificio y que Andrés G ya se había marchado. Luego por boca de ella misma me enteré que me mintió a petición de Andrés G. Él no quería que yo supiera que todavía estaban juntos, la realidad fue que al momento de llamarla, se disponían a salir y a compartir el mismo taxi.

Regresé de mi viaje un día después de ese último encuentro. El apartamento lo sentí extraño, como si hubiera perdido mi identidad, mi sello, como si hubiera perdido mi espacio. De inmediato se comienzan a cruzar sentimientos que un cornudo debe aprender a soportar y estar preparado para recibirlos de forma natural. El perder su espacio es uno de ellos.

No obstante, no es fácil recibir esa dosis tan grande de sensaciones, la mayoría nuevas que llegan y se cruzan con las que ya existen. El cuckold es complejo, es una aplanadora de sentimientos que no da espera, estar en el rol de cornudo requiere digerir muy rápido lo que pasa, entenderlo y aceptarlo. Entre más rápido mejor. Sin embargo, no lo digerí tan rápido como debería ser, perder mi espacio en el apartamento fue la primera de una serie de emociones que se apoderaron de mí.

Andrea, lo mismo que el apartamento también estaba extraña, intentamos varias veces hacer el amor pero fue un desastre, contrario a lo que sucedía antes de mi viaje donde era fácil lograr un orgasmo para ella. Ahora todo era distinto, su cuerpo estaba ahí, pero su mente no lograba conectarse conmigo. Un orgasmo fue casi imposible. Así pasaron varios días, soporté en silencio la situación dando espera y confiando en que fuera algo temporal, como una bola de nieve iban creciendo las emociones y con ellas los supuestos. Andrea seguía pensativa, callada, distante, un poco confuso porque actuaba tierna y atenta, pero muy distante.

Los planes para seguirse viendo con su amante al parecer seguían, pero las cosas tomaron un giro inesperado cuando Andrés G manifestó que no estaba dispuesto a permitir mi presencia cerca. Sólo aceptaría seguirla viendo con la condición que fuera completamente a solas. Traté de explicarle a Andrea que yo podría estar encerrado en la otra habitación y darles toda la privacidad, que necesitaran, que no me involucraría en nada y no intervendría en nada. Traté de hacerle ver que no tenía ningún sentido que me excluyeran, sabiendo que yo aceptaba toda la situación. De todas formas siempre sería mucho más complicado hacer coincidir los tiempos de los tres para que se pudiera dar el encuentro a solas. Si Él aceptaba sería mucho más fácil coordinar un encuentro. Tendrían su lugar, su espacio, a la hora que fuera. Su respuesta me dejó perplejo; sin siquiera intentar presionarlo, sin hacer un verdadero intento, me dijo que ella no podía obligarlo a aceptar mi presencia, salió en su defensa argumentando que no quería indisponerlo. Andrés G también le había propuesto a Andrea una cita en la mañana, ocasionando que faltara de nuevo al trabajo y ella estaba dispuesta a cumplirla.

Tantas dudas, tantos supuestos, días de mal sexo y ausencia de orgasmos de ella, tantas emociones, terminaron por estallar en una discusión que hasta hoy creo que quedó inconclusa. A la fuerza y con una evidente dificultad, luego de darle muchas vueltas al asunto, Andrea pudo reconocer parcialmente que su nuevo amante le había mostrado un nuevo camino en el sexo y que eso la había desconectado de mí. No utilizó esas palabras, utilizó unas mucho más sutiles. En el cuckold las palabras sutiles no funcionan mucho, las cosas se deben llamar por su nombre por dolorosas que sean, sólo con eso es posible avanzar y asimilar. Es muy  complicado para un ser humano, incluso fuera del cuckold, basar su vida en supuestos, adivinar lo que su pareja está sintiendo. De esa discusión pude evidenciar que como pareja cuckold nos falta mucha comunicación, un error grave porque se dice que todo está basado precisamente en eso. Espero que cuando Andrea lea este blog pueda reconocerlo y tomar alguna acción que impida que nuestros días como cuckold estén contados por la falta de información. Como les decía, no hubo una conclusión clara, siento que todo quedó pendiente.

Y aquí voy de nuevo tratando de ser un buen cornudo, uniendo los puntos, percibiendo las señales y atando los cabos. Tratando de comprender basado en supuestos lo que sucede. Mi esposa Andrea cambió hábitos, rompió reglas que ni siquiera conmigo se atreve a romper. Se desconectó sexualmente conmigo. Faltó a su trabajo. Me mintió por petición de su amante. Lo defiende y justifica siempre su argumento de no quererme cerca. Trata al máximo que se cumpla su voluntad pero no se atreve a dar ese paso porque siente que estoy en medio.

Por eso anoche luego de unir los puntos llegué a la conclusión que ella lo extraña, lo necesita, lo quiere a su lado pero le cuesta reconocerlo. Como cornudo tengo dos alternativas; seguir esperando que la comunicación mejore, que Andrea logre decirme lo que sucede y dar una espera a que todo sea un sentimiento pasajero. O dar por sentado que, mi intuición es cierta y permitirle ser feliz. Esto último requiere aceptar una sola cosa; Para Andrea la opinión de su amante Andrés G es muy importante, ella quiere hacer lo que sea necesario para poder seguirlo viendo, pero evidentemente hay algo que la detiene. Tal vez entonces yo debería aceptar las propuestas de su amante sin hacer tantas preguntas, aceptar con humildad que debo proporcionar los mecanismos para que sigan adelante así eso me excluya. Una posición difícil para mí y que todavía no acabo de entender pero así son de complejos los caminos del cuckold.

También te puede gustar

12 comentarios

  1. Yo nesecito ayuda creocque me padaclo mismo creó que mi esposa me es infiel. Y yo testó de asimilarlo pero ella no lo quiere confesar !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola , personalmente me gusta la idea de ver disfrutar amo esposa pero no comparto la libertad total debe haber reglas entre los esposos

      Eliminar
  2. Nada más equivocado que lo escrito por mi cornudo aquí. Una mala interpretación de la situación. Decidí que era mejor seguir adelante con mi relación y con la persona que amo. Las cosas con Andrés no habrían podido ir más allá de unos encuentros furtivos y no es eso lo que quiero. Es una lástima, porque de haberse integrado al estilo de vida cuckold ,la habríamos pasado muy delicioso, pero también tengo mis condiciones. Seguimos adelante.

    ResponderEliminar
  3. Hola soy andres fisicamente alto mido1.88 cuerpo atletico muy apasuonado super caliente; aseado, depilado, bien dotado 100% corneador y busco mujer o Mh para trio solo bogota. Llamar o whatsApp300414 6134.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los requisitos están publicados acá: https://diariodecuernos.blogspot.com.co/2015/05/quieres-ser-nuestro-corneador.html

      Eliminar
    2. escribe a bogotano.1964@hotmail.com

      Eliminar
  4. Cornudo en Ciudad Guayana. Busca corneador urgente para su esposa. Ciertas condiciones aplican. Mas información al 4249668308

    ResponderEliminar
  5. Cornudo en potencia busca corneador en Guatemala, ella de 52 años bien conservada, ya aceptó dar las nalgas pero quiere uno de verga gruesa, alguien en Guatemala se anima??

    ResponderEliminar
  6. La intención en este caso es que Andréa disfrute lo más posible, y creo que Andrés (Cristian) te iba a hacer disfrutar por exactamente la fuerza que veias en ellos, la atracción, el poder que el ejerce en Andréa, claramente tu tienes que aceptar esta posición y debes dejarla ir a sus mas profundos placeres, en el cuckold no puedes trabajar sobre supuestos, nosotros los cornudos sabemos que el trabajo es individual y que ella podrá desconectarse del mundo real de esta forma, Andréa por tu parte has tomado una mala desición, sigue con Andrés porfa, llevalo a su descesperación, has que esto valga la pena, el sabrá como salir de este hoyo, mientele, deja que Andrés tome el control total, pierdete y verás como tu esposo enloquece hasta controlar sus sentimientos, él debe aprender.

    ResponderEliminar
  7. Hola, bueno, no sé. La verdad con mi esposa estamos pasando un momento difícil, estamos desconectados sexualmente aunque sentimentalmente aún hay trato. A ella le he propuesto este plan pero no quiere, eso me pone más pensativo. ¿qué hacer?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido amigo, puede servir entender que si la mujer que se ha desconectado sexualmente de uno es nuestra esposa,es que vamos de salida, ya que no pudimos mantener su deslumbramiento, asi que lo que que queda es asumir los daños y reconquistarla y el terreno que nos queda es la vida domestica, en ese terreno podemos deslumbrarla nuevamente, ya que al mismo tiempo estaremos reivindicándola como mujer maltratada por las costumbres machistas y corrigiéndonos nosotros de las que arrastramos.
      Volviendo a nuestro terreno domestico lo que debemos incluir a los quehaceres menos deseados es la sexualidad que late en nosotros por ella (asumiendo que esta implícito todo nuestro amor, claro está) es decir hacer el amor con ella es limpiar a fondo esa parte de la casa que ella a dejado de hacer, que vea algo no habia visto hasta el momento, tu atencion hacia ella, recuerda que lo hiciste haciendole el amor, asi que sin darse cuenta estará recibiendo "algo" tuyo cargado de amor y asi irás ganando terreno, no hay que impacientarse, porque aun en el caso que ella elija sexualmente a otro, de todos modos era un terreno perdido, pero ella no querrá dejar el terreno que tu te has ganado y te habrás hecho totalmente necesario en su vida...

      Eliminar