Una cena romántica con mi amante

viernes, octubre 23, 2015

Tener una relación cuckold requiere un alto grado de entendimiento de todas las partes, no es fácil para cualquiera comprender este estilo de vida. Los tabúes, los prejuicios y la moral, son barreras que están siempre presentes. Por eso me tomo el tiempo suficiente para conocer bien a las personas, para evaluar la seriedad de sus propuestas, la congruencia de sus ideas y la disposición de cumplir lo planeado.

Esta es mi tercera cita con Andrés, todo un record no sólo por el número de veces, sino porque estoy sintiendo unos nervios inexplicables mezclados con una ansiedad incontrolable por verlo, eso hasta ahora indica que por lo menos de mi lado, todo marcha muy bien.

Son las 7:10 PM del 22 de Octubre de 2015, mi esposo conduce en medio de un trancón por la carrera séptima al norte, rumbo a un restaurante italiano en el que un día antes, muy atento nos hizo una reservación para dos. Siento un frío en el estómago y unos nervios que casi pueden conmigo. Vamos retrasados. Andrés ya está esperándome en la barra del restaurante, ya nos cruzamos algunas palabras por WhatsApp. En el carro sólo se escucha la música de una emisora, hay un silencio entre mi esposo y yo que hace que se incrementen mis nervios, trato de pedirle una explicación a mi esposo, pero al tocar su cara noto que está hirviendo, sus típicas reacciones ante una escena como esta. Al parecer está más nervioso que yo.

Mi esposo me deja frente del lugar indicado, con 15 minutos de retraso entro al segundo piso del restaurante en cual me esperaba Andrés, como siempre impecable y bien vestido. Mi corazón palpita más rápido cuando lo veo, nos damos un beso como si nos conociéramos de toda la vida y nos disponemos a disfrutar de nuestra compañía. El sitio que mi esposo eligió para la cita con mi amante no pudo ser mejor, hay un toque romántico en el lugar que acompaña a la perfección la botella de vino blanco que pedimos. La noche transcurrió en medio de una amena charla y apasionados besos. Andrés tiene la capacidad de hacerme sentir especial; es atento, buen conversador, agradable, con buen sentido del humor, es todo un caballero, sobre todo es sincero, siempre un hombre podrá conquistarme siendo interesante y no aparentando serlo. Estos momentos que vivo con Andrés, me transportan en el tiempo, a esa época en la que conocí a mi esposo, por eso las mariposas en el estómago son inevitables.

Diario de una Pareja Cuckold. Hotwife, Cornudo y Corneador. Bogotá
Casi a las 10 de la noche le pongo un mensaje a mi esposo para que pase a recogernos, mientras tanto utilizo una de sus tarjetas para pagar la cuenta. En total fueron $142.476, una nimiedad que no se puede comparar con el tamaño de mi felicidad, también me satisface ver a Andrés feliz.

Tomados de la mano nos subimos al carro en la parte de atrás, me puse feliz de ver a mi esposo, una desconocida sensación de tranquilidad y felicidad por tener en el mismo carro a dos personas importantes en mi vida. Mi esposo empezó a conducir callado, Andrés le dio las gracias por la cena, yo le di un dulce que nos dieron al pagar la cuenta, con una actitud un poco burlona.

Días antes había hablado con Andrés vía WhatsApp sobre la necesidad de actuar con naturalidad en presencia de mi esposo, como la pareja que somos. No tenemos nada que ocultar, por eso debe ser natural que mi esposo nos vea desnudos, que nos vea besarnos, que nos vea tener sexo. La escena en la silla trasera de nuestro carro no pudo ser más natural, besos apasionados y la continuación de nuestra charla. Andrés me cumplió, a pesar de que pudo estar nervioso o incómodo, lo disimuló muy bien y se concentró sólo en mí, como el hombre complaciente que es. Creo que nos concentramos tanto en los dos, que olvidamos que el conductor era mi esposo, como si en esa silla delantera no hubiera nadie, para mí en ese carro y en ese momento la prioridad era Andrés.

Mientras mi esposo conducía cuidadoso hacia nuestro apartamento esta vez por la avenida circunvalar, nuestras manos traviesas ya estaban puestas en nuestros genitales. Saqué la verga de Andrés y se la chupe durante buen parte del trayecto. Andrés también me tocó mi vagina que estaba increíblemente mojada por lo erótico de la situación.

Llegamos a nuestro apartamento. En ocasiones anteriores cuando fantaseaba con esta situación, me preocupaba un poco lo que pudiera pensar el guardia de seguridad del edificio, al verme entrar en la silla de atrás con otro hombre mientras mi esposo conduce. Pero Andrés hace que me atreva a lo impensado, me desconecta de la realidad, lo logra cuando es consecuente con lo que dice y lo que hace, cuando es sincero y pone de su parte para que esta relación funcione, tanto así que hasta el último momento no tenía intenciones de pasarme a la silla de adelante. Que se enteren, pensé. Al fin y al cabo esa es la realidad y detesto esconderme. Pero algo de pudor todavía queda en mí, así que cuestionándome por el tamaño de esa farsa, abandoné a Andrés y me pasé a la silla de adelante.

Mi esposo seguía callado, me entregó las llaves del apartamento y las llaves de su dispositivo de castidad, mientras mi esposo estacionaba el carro subimos dándonos besos apasionados, entramos al apartamento, era tanta la excitación que comenzamos a comernos a besos en una barra que divide la cocina de la sala, yo abrazaba fuerte con mis pernas las nalgas de Andrés. Mi esposo entró y se perdió de mi vista. Andrés me tomó en sus largos brazos y me llevó cargada hasta nuestra habitación, nos tumbamos en la cama y nos acariciamos como dementes. Cuando hubo tiempo de respirar, oh! Sorpresa; una vela roja, una botella de vino, dos copas y preservativos, los detalles de mi esposo no paraban. Demostraciones de afecto por este estilo de vida de un buen cornudo.

Saqué la enorme verga de Andrés y comencé a chuparla; esa verga me encanta, su sabor, su textura, su suavidad, por supuesto su tamaño. Me senté sobre ella y comencé a moverme, me sentía plena, feliz. Contrario a las ocasiones anteriores el sexo no fue tan carnal, lo sentí más pasional, más pausado, más concentrados en los dos, nos miramos a los ojos, nos comunicamos más, nos besamos mucho.  Tampoco cerramos las puertas porque todos debemos acostumbrarnos a esta fantástica realidad ¿Si mi esposo nos estaba viendo? No lo sabía, ni me importaba en ese momento, mis pensamientos estaban exclusivos para Andrés. Cabalgué su verga durante varios minutos. Luego charlamos sobre su vida, me gusta escucharlo.



Salí de la habitación a buscar el bolso de Andrés, al pasar por la sala vi a mi esposo sentado en el sofá leyendo la revista Semana, estaba desnudo, muy tranquilo, sólo con su dispositivo de castidad puesto, me encanta verlo así, estaba cumpliendo mi deseo que todos teníamos que acostumbrarnos a vernos desnudos, sin tabúes. Le acaricié su rostro, trató de darme un beso pero le quité mi boca. Me percaté de que el apartamento estaba impecable y le di las gracias. Su esfuerzo, arreglando el apartamento mientras yo estoy en una cena romántica con mi amante, para que podamos llevar a la realidad este estilo de vida, está dando sus frutos. Todos estamos en plena sintonía y no puedo dejar de sentirme feliz.

Regresé a la habitación y me concentré de nuevo en Andrés, más sexo oral a su rica verga y más penetraciones, esta vez más fuertes que me arrancaron varios orgasmos. Tomamos vino, hablamos por un rato y nos quedamos dormidos.



Nunca habíamos podido dormir juntos, la sensación de estar en sus brazos mientras dormía me llenó de seguridad. Andrés me hace sentir segura, como si nada pudiera pasarme si estoy en sus brazos.

En la madrugada tuvo que irse, una lástima porque estaba durmiendo como una auténtica princesa en sus brazos. No obstante, me deja feliz porque siempre deja un plan sobre la mesa, esta vez posiblemente salir de rumba con sus amigos y pasar el fin de semana juntos.

Nos despedimos como si desde ya nos hiciéramos falta con unos ricos besos apasionados. Andrés se va y voy en búsqueda de mi esposo, está acostado en la otra habitación, lo noto triste y le pregunto qué le pasa.

- Es difícil, me responde y lo entiendo.

Le recuerdo que ambos sabíamos que esta transición no iba a ser fácil, que iba a costar lágrimas y esfuerzo de su parte y que será sólo cuestión de costumbre. Sonríe y me dice que tengo todo su apoyo. Le pregunto si pudo vernos y me responde diciendo: “Ustedes se ven lindos, hacen muy bonita pareja”

Le escribo a Andrés para preguntarle cómo llegó y me asombro conmigo misma al darme cuenta que incluí la palabra amor en la conversación.

También te puede gustar

56 comentarios

  1. QUIERO PREGUNTARLE AL ESPOSO POR QUE DICE QUE ES DURO? ACASO NO ESTA DE ACEURDO CON SER CORNUDO?

    ResponderEliminar
  2. Respondo a tu pregunta: Si bien es cierto todos estamos de acuerdo en los roles, no dejan de ser simplemente acuerdos y palabras. Yo tenía la fantasía de ver a mi esposa con otro hombre, hasta ahí algo básico. Mi esposa lo aceptó con la condición de que fuera una persona estable, partiendo de eso, era muy probable que se involucraran sentimientos entre el corneador y mi esposa. Yo acepté esa condición pensando que sería un poco más llevadero, pero la realidad es que duele bastante ver cómo tu esposa se entrega en cuerpo y alma a otro hombre y poco a poco va desplazando tu lugar. Ahora bien, es doloroso pero necesario y es cuestión de acostumbrarme a verla con otros ojos y amarla de otras formas. Este estilo de vida no sería tan emocionante sino reclamara sacrificios. Espero que hayas quedado satisfecho con mi respuesta. Saludos. Daniel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con mi esposa hoy tenemos 30 años de casados, cuando cumplimos 10 años se dio muy naturalmente que yo le expresé mis sentimientos de que ella sea libre, y así se involucró en todos los sentidos con su jefe, un hombre también casado, no es fácil lidiar con los celos de saber que ella se enamoró de él, pero también me amaba (y me sigue amando) a mí. Eran amores diferentes, luego con el tiempo pude participar mirando con otros amantes, pero nunca con su "segundo esposo", esa relación duró una década. Hoy día estamos completamente fuera de juego (ella lo decidió así, yo lo respeto, pero todavía extraño todo eso) y nos amamos más que nunca.
      Saludos
      Marcelo G.

      Eliminar
  3. Y tu amor es tan grande para verla en brazos de otro en vez de los tuyos ????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La respuesta corta es SÍ. En el cuckold se aprende a amar sin egoísmos y de formas distintas a las tradicionales. Soy feliz al verla tan feliz.

      Eliminar
    2. Hola Daniel! Soy de Mexico D.F.

      Me gustó el relato y me llama la atención tu posición como cornudo. Quisiera preguntarte ¿cómo surge este gusto por el cuckold de tu parte y porque supones tu que disfrutas el dolor psicológico y emocional que envuelve este estilo de vida al encarnar tu el rol del marido engañado?

      Espero que no te ofenda mi pregunta.

      Te mando un abrazo y saludos cordiales.

      Eliminar
  4. Todo esta regio pero por que tu esposo tuvo que pagar la cena?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana es lo que un buen cornudo debe hacer ¿Le ves algo malo a eso?

      Eliminar
    2. No hay nada malo en lo personal si salgo con un hombre prefiero que el me engría y a mi esposo ponerlo en una posición de espectador sin ninguna interferencia de todas maneras sigan pasándolo muy bien

      Eliminar
    3. :shy: Para mi es irrelevante quién paga. En esta ocasión mi esposo quiso tener un lindo gesto al invitarme a una cena con mi amante y lo acepté. Como todo en la vida, debe haber un equilibrio, ni aprovecharnos económicamente de nadie, ni que se aprovechen de nosotros. El resultado final fue lo que importó, mi felicidad ese día, la felicidad de mi amante y la satisfacción de mi esposo de ser un buen cornudo. Eso es lo que realmente cuenta.

      Eliminar
  5. Mi esposa desea tener relaciones con otro hombre pero a solas sin mi presencia. Debo aceptar y complacerla? O debo decirle q me gustaria estar presente. Les agradeceria me aconsejen. Muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te aconsejo que le permitas hacerlo a solas, el cuckold verdadero se trata del placer de ella. El placer tuyo será la satisfacción de haberlo permitido y tal vez algunos detalles que ella te comparta del delicioso encuentro con su amante.

      En otra entrada de mi blog escribí lo que pienso sobre eso.
      http://diariodecuernos.blogspot.com.co/2015/06/la-otra-pregunta-frecuente-es-como.html

      Eliminar
    2. Mi esposa tuvo un amante fijo por más de una década, siempre me decía que ella gozaba muchísimo más a solas con él, que cuando yo estaba presente con otros amantes que variaban. Se trata del placer de ella, así que ella fija las reglas.

      Eliminar
  6. Gracias por tu respuesta, me da algo de temor pensar o saber q van a surgir sentimientos entre ellos, pero por lo que e podido leer en tu blog es algo muy normal que surjan sentimientos entre la pareja de amantes, y debo aprender a manejarlo auque no sea tan facil como el escribirlo.
    muchas gracias nuevamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada fácil manejar ese estado, en eso tienes razón ¿Pero crees que estando tú presente entonces no van a surgir sentimientos? El secreto está en entender que son sentimientos y amores distintos.

      Eliminar
    2. Por supuesto que hay un sentimiento hacia el corneador pero eso no es amor solo un cariño especial tienes que aprender en confiar en tu esposa

      Eliminar
    3. Así es Susana, un cariño muy especial. :smile:

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Redacta una pregunta completa porque no puedo entender lo que quieres decir.

      Eliminar
    2. Ya entendí, deberías seguir el hilo de respuestas. Amores distintos; mi esposo representa mi estabilidad, mi polo a tierra, mi futuro, es un amor menos carnal, y por eso lo amo. Mi amante es lujuria, pasión, nuevas experiencias, y ese amor carnal, es otro tipo de amor.

      Eliminar
    3. Andrea también podría ser mi esposo es mi amor el único en cambio mi amante es lujuria diversión un buen amigo y nada mas

      Eliminar
    4. Es otra forma de verlo y de abrirle las puertas a otro hombre a tú vida. :heart:

      Eliminar
    5. Exactamente Andrea, son amores distintos, me tomó algún tiempo comprenderlo, y lidiar con mis celos, mi esposa que tuvo una relación con su jefe por una década, me compensó con el mejor sexo que jamás hubiera yo podido imaginar. Hoy pasados diez años de ese florecimiento sexual que tuvo, todavía lo recordamos con mucha picardía y nos enciende.
      Un abrazo.
      Marcelo G.

      Eliminar
  8. He leído todas tus publicaciones, pero no he podido verlos vídeos del último escrito como puedo hacerlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los he probado en todos los navegadores y los puedo ver sin problema. Consulta un técnico ;)

      Eliminar
  9. He leido cada uno de tus relatos en este interesante blog, en el que dicen que en ocaciones dejas que el cornudo te bese o lama tus pies, eso te genera placer o alguno de tus corniadores se lo genera?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi esposo es algo fetichista de pies, a mi me gusta mucho que me bese los pies mientras otro hombre me penetra.

      Eliminar
  10. Buenas noches, muy interesante y excitante: tengo varias dudas espero no incomodarles, al buscar experiencias sentimentales con otra persona tanto físicas como emocionales ¿porque ninguna de las dos partes se llena por completo? y ¿buscan refugio en un tercero? una segunda pregunta ¿buscan una sola persona o desean vivir varias experiencias? finalmente una tercera ¿persona en su relación necesariamente tiene que ser hombre? discúlpenme el interrogatorio solo deseo saber un poco y curiosear frente a su estilo de ida. Me agrada como lo relata, pues no incluyes solo lo excelente de las veladas sino de lo difícil que puede llegar a ser. Saludos pareja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 1. El vacío es sexual, nunca emocional. Mi esposo tiene 10 años más que yo, los años comienzan a pasar la factura.
      2. Una sola persona. Como lo indica mi blog no quiero promiscuidad.
      3. Obvio sólo hombres, no me gustan las mujeres.

      Eliminar
  11. Hola! Me encanta su blog, ya no habrá más actualizaciones? Estoy fascinada con su estilo de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que habrá más, nos gusta mucho compartir nuestras historias. El motivo de nuestra ausencia es que la relación con Andrés no funcionó, es lo complejo de la raza humana. Estamos conociendo nuevas personas. Muchas gracias por leernos.

      Eliminar
  12. Muy buenas tardes,

    Primero que todo, quería agradecerles por tenernos tan entretenidos con historias tan agradables. Quería comentar algo, ¿sería posible qué indicaran los motivos por los cuales no ha funcionó con Andrés (o con otros amantes)?. Creo que esto es debido a que sería muy interesante conocer la psicología completa de la relación hotwife-cornudo-corneador. ¿Por qué no funcionó? ¿Has tenido problemas con tu cornudo cuando estás dentro de una relación con otro amante?...

    Reitero, sería muy agradable conocer todas las vicisitudes de vuestra historia.

    Un fuerte abrazo,

    Seanalto82

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No funcionó porque no logramos ponernos de acuerdo en requisitos fundamentales, que se suponía que habían quedado claros desde un comienzo. No hubo constancia, ni dedicación de tiempo por parte de Andrés para esta relación. Como pueden ver los requisitos para mi son inquebrantables. Tal como lo menciono en esta entrada. http://diariodecuernos.blogspot.com.co/2015/05/quieres-ser-nuestro-corneador.html

      Eliminar
  13. En primer lugar agradecer por compartir con todos nosotros esos relatos tan fascinantes, es una lástima que ese prospecto de corneador no haya funcionado sobre todo porque se ve que son una pareja muy agradable, responsable y consciente de lo que el mundo implica. Sería interesante y magnifico postularme para ese rol que ustedes buscan sin embargo no lo hago porque soy muy cauto con lo del faceebook... en fin seguiré pendiente de su cuenta y de las fabulosas entradas que realizan a través de este blog.
    Que tengan una excelente tarde.
    Saludos Andrés

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una verdadera lástima, pero ni modo, él se lo pierde. Abrimos las puertas de nuestra casa y hasta de mi corazón, así que no quedan remordimientos. Muchas gracias por leernos.

      Eliminar
  14. Hola. Los felicito por su blog.
    Tengo un inconveniente, mi novia quiere empezar a forzarme a que le haga sexo oral y me tome el semen de su amante. Esto representaría demasiada humillación. ¿Qué me aconsejan?

    Actualmente, y afortunadamente, tengo un gran trabajo y salario, de esta manera le puedo costear cualquier aventura que mi novia desee. En navidad, por ejemplo, les pagué un viaje a San Andrés, por 5 días. Fue algo muy divertido y enriquecedor para nosotros tres. Adicionalmente, le pago la universidad a su amante, y un poco de mercado mensual. Mi novia desea invitarlo a vivir con nosotros, en nuestra cama. Vamos a ver qué pasa.

    Un abrazo a los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delicioso y para adelante, abre las puertas de tu casa y de tu vida al corneador. Y obedece.

      Eliminar
  15. Hola y gracias por compartirnos sus experiencias. Me queda una inquietud: siempre había entendido que en este estilo de vida no se involucraban sentimientos más allá del placer y el sexo. Veo que en su caso se traspasa ese límite y se lleva al plano de lo que se puede considerar un romance. No pretendo ni mucho menos dar juicios, pero no se arriesga en este caso la propia relación?.
    Nuevamente muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te voy a copiar algo que escribí antes:

      Me causan risa las parejas swinger o las parejas cuckold que ponen como norma que las relaciones "son sólo sexuales" y "no se involucran sentimientos" ¿Cómo pueden lograr eso?Inevitablemente las mujeres nos involucramos sentimentalmente cuando nos vamos a la cama con alguien. Desde el mismo momento en que elegimos la persona, nos motiva un gusto que de alguna forma es un sentimiento. De lo contrario estaríamos actuando como unas prostitutas y aún así no deja de actuar el corazón para bien o para mal. En mi caso, son sentimientos pasajeros, pero fácilmente puede llegar el día en el que el sentimiento perdure. No tema, hay distintas formas de amar. Enamorarse del corneador es siempre una posibilidad, un riesgo del que es mejor hablar de frente. Soldado advertido, no muere en guerra.

      Eliminar
  16. Esta historia no te la crees ni tu.

    ResponderEliminar
  17. Buenas tardes.
    Me gusto mucho la manera como redacta su experiencia, bien escrito, buena continuidad, lo que permite que los amantes del tema cuckold nos deleitemos.
    Un abrazo
    Camilo

    ResponderEliminar
  18. Buenas tardes.
    Me gusto mucho la manera como redacta su experiencia, bien escrito, buena continuidad, lo que permite que los amantes del tema cuckold nos deleitemos.
    Un abrazo
    Camilo

    ResponderEliminar
  19. Buen día he tatado de iniciar amiesposa en el cuckold, unasveces dice que si otras que es algo inmoral y dice que no, pero cuando hacemos el amor y le comento que imagine que es una anmigo de ella (que le gusta mucho) en ese instante tiene muchos orgasmos, luego me dice que no le vuelva a tocar el tema, dame tu mejor consejo Andrea...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi mejor consejo acá https://diariodecuernos.blogspot.com.co/2015/06/la-otra-pregunta-frecuente-es-como.html

      Eliminar
  20. Es hermoso que la esposa encuentre a su pareja, en la cama y el amor. La sumisión total del cornudo, en los quehaceres de casa y lamiéndole los pies a ella y el semen de su vagina, cada vez que quiera, es maravilloso. Está enamorada de nuestro corneador, y la amo más así, entregada a el.

    ResponderEliminar
  21. Andrea, que relato tan increiblemente excitante.

    ResponderEliminar
  22. Andrea, para los que somos cornudos de Verdad, para los auténticos cornudos como yo, la inmensa dicha, la máxima excitacion no viene, NO SE ALCANZA al contemplar a tu esposa cabalgando a 100/hora, taladrada por un macho negro semental, por muy dotado y macizo que sea. Los besitos, los besos apasionados, las conversaciones en voz baja, las caricias, el cruce de miradas con tu cornedor que delatan QUE POR SUPUESTO HAY AMOR ❤️, la invisibilidad del cornudo, ........ Mi querida Andrea perdona por mi atrevimiento, pero es que ha nacido dentro de mí un sentimiento especial hacia ti, como de gratitud por hacerme sentir "el top ten sensual&emocinal " más arriba, más exitacion es imposible alcanzar cuando mi consciencia entra en extasis, AL LEER TÚS EXCEPCIONALES RELATÓS.
    Me encanta la naturalidad, el descaro y la dureza ultra humillante en tu trato con el privilegiado de tu cornudo,

    ResponderEliminar
  23. Como hago Andrea para que mi esposa no sea tan santurrona y de cabida a otra relación si yo le doy mi consentimiento pero ella no quiere como hago

    ResponderEliminar
  24. Hola Andrea.
    No son juicios morales, mujer, son simple razonamientos que como single se me formulan en mi pequeño cerebro, que no entiende que hay otras formas de comportamiento en su vida privada.
    Se con seguridad cual es mi puesto en ese rol que he asumido con total responsabilidad y con el máximo respeto.
    Sé que estoy para cumplir las fantasías de las parejas que me permiten estar con ellas y para que ellas me cumplan la mías, pero eso no es óbice para tener mis propios conceptos y mis propias opiniones.
    Entiendo más o menos como es el cuckold, sé que es una relación consensuada, que la sinceridad, el respeto y la coherencia van siempre de la mano; pero me sorprende que, en algunos casos, el engaño, la mentira, la humillación y hasta la burla forman parte de ese tipo de fantasías.
    No en todos claro, porque en muchos, los involucrados se declaran el sentimiento que se profesan, porque pienso que permitir llevar a la realidad esos… antojos, es una verdadera muestra de amor de los que viven ese tipo de parafilia.
    ¿Ser HotWife, es acaso símbolo de humillación, de sometimiento, de desgreño?
    Creo que no, porque creo que lo más importante en esta clase de actitudes, es el mostrar admiración, orgullo y satisfacción por el tipo de complicidad que existe entre ambos.
    Jamás te voy a criticar y menos censurar, no tengo porque, es tu vida, son tus decisiones, tu comportamiento, tu actitud, lo que si me sorprende es la forma tan descarnada como nos confiesa que la sexualidad de tu marido, te importa un pito, que nunca más volverán a tener sexo, que lo que haga con ella te tiene sin cuidado.
    Y todo esto te lo escribo con mi mayor aprecio y con mi total admiración, porque aunque no lo creas, todos los que te seguimos, te deseamos más que cualquier cosa que nos pueda parecer, la forma como llevas tu relación con tu marido y ahora con tu novio/amante.
    Para mí como hombre antes que como corneador, se me hace desconcertante por no decir inaudito o inconcebible, que, si buscas a un hombre para llevar una relación a largo plazo, donde el amor pueda formar parte de esa complicidad, le mientas en forma tan descarnada.

    ResponderEliminar
  25. No me quiero imaginar porque sé que va a suceder, el día que tengas que sincerarte y al menos contarle una parte de lo que en realidad estás viviendo con el hombre que has designado como tu compañero de piso.
    Una de las formas para entender a los demás es ponerme en sus zapatos, haciendo eso me doy cuenta que muchas veces soy inconsecuente, irreflexivo y hasta absurdo por decir menos, de cómo actúo cuando las cosas no me salen como yo quiero, presumo que siempre tengo la razón y no acepto que puedo estar equivocado, la mayoría de las veces me arrepiento después de haber cometido cualquier clase de despropósito, que por mi falta de prudencia, no he sabido comportarme como es debido.
    Ser cornudo debe ser terrible, claro, es una opinión de quien está en la otra vereda, porque someterse con tanto amor como lo hace tu esposo, es de admirar para que voy a decir mentiras, pero por el tipo de sacrificio al que se somete con total aceptación, te aseguro que no nos causa admiración, nos produce indiferencia, repulsión, frialdad y hasta disgusto, aunque no lo creas, claro que de mi parte jamás va a recibir ninguna clase de crítica, porque es su vida, son sus decisiones y eso es lo que él quiere para su vida.
    No te molesto más, solo quería hacerte esta aclaración porque pienso que no has entendido mis dudas y a más de eso la sorpresa que me causa el conocer esa forma de vivir que jamás había conocido.
    Gracias por tu deferencia, pero si te voy a pedir consideración cuando me salga de mis límites y que intente irrespetar tu forma de vivir, en la que no tengo ningún de derecho de juzgarte y menos reprobarte por ninguna razón y menos por algún motivo.

    ResponderEliminar